Terapia psicológica

Uno de los beneficios más importantes de la terapia psicológica es conseguir cambios estables en el tiempo. Para lograr este objetivo consideramos imprescindible la adaptación a las necesidades específicas de cada caso en el momento de planificar la terapia. Por este motivo nuestra forma de trabajar incluye componentes de distintos enfoques, algunos más generales, como la terapia cognitivo-conductual o el trabajo con los patrones de apego y otros más concretos, como el EMDR o la terapia sensoriomotriz para el tratamiento de trauma.

terapia psicologica

Además incorporamos elementos de terapias diseñadas específicamente para el tratamiento de determinados diagnósticos, por ejemplo la terapia dialéctica-conductual de Marsha Linehan y el programa “Diamantes en bruto” de Dolores Mosquera para el tratamiento del TLP o la teoría de la disociación estructural de la personalidad de Van der Hart, Nijenhuis y Steele para el tratamiento de los síntomas y trastornos disociativos.

La terapia cognitivo-conductual está basada en el aprendizaje, en la idea de que la inmensa mayoría de los comportamientos, emociones y pensamientos humanos son modificables porque son aprendidos, no innatos. En muchas ocasiones y por motivos muy diversos, aprendemos a pensar, a sentirnos o a comportarnos de un modo que resulta perjudicial para nosotros mismos. Sin embargo lo que hemos aprendido no tiene porqué condicionarnos para toda la vida, podemos “re-aprenderlo”, adquiriendo recursos y habilidades más sanos y beneficiosos.

La organización de los patrones de apego viene determinada por la relación que establece un niño con las personas que le cuidan durante los años de su infancia y adolescencia. Estas experiencias de apego tienen influencia en el desarrollo de patrones relacionales, emocionales, cognitivos y somáticos. Incluir en la terapia el trabajo de aspectos relacionados con las vivencias de apego, permite desarrollar la comprensión y regulación de las propias emociones, reforzar la autoimagen y la autoestima y mejorar las relaciones con los demás.