Los trastornos alimentarios

anorexia, bulimia, trastorno por atracón

Los trastornos alimentarios afectan a los hábitos de alimentación, pero más allá de eso, son trastornos complejos consecuencia de múltiples factores: genéticos, biológicos, psicológicos, familiares y socioculturales.

Sin un tratamiento adecuado tienden a cronificarse, pudiendo llegar a ser extremadamente graves y afectar al funcionamiento físico, psicológico y social de la persona.

En el diagnóstico de los trastornos alimentarios se deben tener en cuenta diferentes variables. Además del estilo de alimentación (el tipo de ingesta o los comportamientos compensatorios) es importante atender a los rasgos de personalidad para poder planificar una terapia apropiada.

Las patologías alimentarias que se encuentran con más frecuencia en las consultas de psicología son la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón.

TRASTORNOS ALIMENTARIOS

Anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa tiene que ver con una restricción de la ingesta que conduce a una pérdida de peso significativa, un miedo intenso a engordar y una alteración en la forma en que la persona percibe su propio peso o su silueta.

Existen dos tipos de anorexia nerviosa: tipo restrictivo, relacionado con dieta, ayuno y/o ejercicio físico excesivo; tipo purgativo, relacionado con atracones, vómitos autoprovocados y/o utilización incorrecta de laxantes, diuréticos o enemas.

Bulimia nerviosa

La bulimia nerviosa se caracteriza por la presencia de episodios recurrentes de atracones con sensación de falta de control sobre lo que se come y comportamientos compensatorios inapropiados para evitar el aumento de peso. Algunos de estos comportamientos son vómitos autoprovocados, uso incorrecto de laxantes, diuréticos u otros medicamentos, ayuno o ejercicio físico excesivo.

En función del tipo de comportamientos de compensación que utilice la persona se puede clasificar la bulimia en: purgativa, cuando la persona vomita y/o utiliza laxantes o diuréticos y no purgativa, cuando la persona compensa utilizando ejercicio físico excesivo o ayuno pero no vomita.

Trastorno por atracón

En el trastorno por atracón hay episodios recurrentes de atracones que llevan asociada una sensación de falta de control sobre lo que se come y un malestar intenso respecto a ello. No se producen comportamientos compensatorios inapropiados.

Existen además trastornos alimentarios relacionados con la sobreingesta o el vómito psicógeno y otros denominados “no especificados”, que presentan una combinación de características de varios de ellos.